Con la llegada del buen tiempo también lo hacen los parasitos mas comunes como son pulgas, garrapatas y mosquito y es por ello que os queremos dar a conocer los antiparasitarios: qué son, para que se usan y los diferentes tipos que existen.

¿Qué son los antiparasitarios?

Los productos antiparasitarios son los que se usan para tratar las parasitosis. Las parasitosis son enfermedades infecciosas producidas por unos seres vivos, los parásitos, que pueden atacar a nuestro perro de forma interna o externa.

La prevención es la mejor forma de evitar que nuestras mascotas sufran cualquier enfermedad.

Antes de lanzarte a comprar cualquier producto para proteger a tu mejor amigo, debes tener en cuenta que según el tipo de vida que tenga tu perro necesitará una frecuencia y producto determinado para su desparasitación y un método antiparasitario u otro.

En esto post vamos a ayudarte a conocer estos productos un poco mejor.

 

¿Qué tipos de antiparasitarios para perros hay?

Para evitar la acción de los parásitos externos existen diferentes productos con 3 formatos diferentes: pipetas, collares o sprays. Es cuestión de elegir la combinación adecuada para combatir a estos parasitos, así como asegurarse de que los productos tengan una calidad comprobada y avalada por los laboratorios que fabrican este tipo de antiparasitarios. 

Pipetas antiparasitarias
Uno de los métodos más eficaces para prevenir la aparición de parásitos son las pipetas antiparasitarias, pequeñas ampollas con líquido activo en su interior. El tipo de pipetas que puedes encontrar en el mercado está determinado por los diferentes parásitos que pueden combatir: pulgas, mosquitos transmisores de la leishmaniosis, garrapatas, piojos, ácaros del oído y nematodos.

Algunas pipetas tienen fórmulas aptas para acabar con casi todos estos insectos, pero según en la zona en la que vivas o por dónde pasees a tu perro habitualmente, puede que te interese una pipeta específica contra pulgas y garrapatas o una más completa de acción combinada.

 La duración del efecto de la pipeta dependerá de cada marca y tipo, pero varía entre las 4 semanas y los 3 meses. Eso sí, no es el método más adecuado para animales que ya estén infectados.

 Ten en cuenta que las pipetas están preparadas de acuerdo con el rango de peso de los perros. Por eso es fundamental que te asegures de conocer el peso de tu perro antes de comprarla, para poder adquirir la dosis adecuada para tu mascota.

Collares antiparasitarios
Los collares antiparasitarios para perros son uno de los métodos más populares que todos conocemos para combatir pulgas y garrapatas. Los collares antiparasitarios son una elección muy común ya que son fáciles de usar y su efectividad es prolongada en el tiempo, debido a que sus principios activos se van liberando poco a poco.

Para obtener el 100% de efectividad de estos collares antipulgas, no debes quitarle el collar al perro en ningún momento, a no ser que vaya a estar nadando mucho rato ya que, aunque hay muchos collares resistentes al agua, estar demasiado tiempo en remojo puede reducir la eficacia del collar.

No es buena idea usar un collar antipulgas o antigarrapatas si conviven varios animales que se muerden o se lamen con frecuencia entre ellos ya que podrían llegar a intoxicarse. También hay que poner especial atención la primera vez que tu mascota usa un collar antiparasitario para comprobar si presenta alguna reacción alérgica. En ese caso, tendrás que optar por otro método antiparasitario.

Por último, ten en cuenta que los collares antipulgas son más eficaces cuando se combinan con otro producto tópico de control antiparasitario, por ejemplo las pipetas.

Sprays antiparasitarios
El spray es el método más rápido y eficaz cuando el perro ya está altamente infestado. Además, los sprays pasan por ser muy socorridos, ya que tener un bote de spray siempre en el botiquín te dará tranquilidad ante cualquier “visita sorpresa” de algún parásito debido al efecto inmediato de este tipo de antiparasitario.

Al usar este tipo de insecticida, las pulgas y garrapatas mueren en las primeras 48 horas y, una vez muertas, se desprenden de la piel de nuestro perro o se pueden retirar fácilmente. Es la opción más segura para cachorros ya que la mayoría de los sprays están indicados para su uso a partir de los primeros días de vida del animal.

Ademas al ser un producto muy acción muy rápida se suele aplicar antes de irte de excusión con tu perro, ir a pasear al campo o a alguna zona que sepamos que nuestra mascota puede estas más expuesto de lo normal. En estos casos se utilizaría como un método de protección extra al protocolo que ya estemos utilizando.

Consulta nuestros antiparasitarios en este link. 

Si tenéis cualquier duda o consulta acerca de qué antiparasitarios os recomendamos para vuestra forma de vida y la de vuestra mascota no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte. 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies